**IMPORTANTE: Este blog se actualiza en horario indefinido, pero regularmente lo hace a diario** ::Este blog se visualiza correctamente con cualquier navegador, pero recomendamos Firefox para una rápida carga de este blog Click aquí para descargar el navegador:: Toda duda, comentario o aportación será bien recibida a elpueblonoestonto@gmail.com.

miércoles, julio 11, 2007

UNA RAZON MAS PARA BOICOTEAR A WALL MART

Nos envían esta información acerca de las mentiras de Wall Mart conforme a la ecología:


CENTRO DE INVESTIGACIÓN LABORAL Y ASESORIA SINDICAL
PRONUNCIAMIENTO CONJUNTO
GLOBAL EXCHANGE

México, D.F., 8 de julio de 2007

El próximo martes 10 de julio Walmart de México lanzará en sus oficinas corporativas, ante un público escogido, seguramente para evitar que asista cualquier ciudadano o especialista que pudiera cuestionarlos, una supuesta iniciativa de sustentabilidad para salvaguardar el medio ambiente. Ante esa campaña de publicidad construida con base en falsedades la organización Global Exchange y el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical manifiestan lo siguiente:


MIENTE WALMART, SUS PRACTICAS SON CONTRARIAS A LA ECOLOGIA

Miente Walmart. Por más que gaste en publicidad para hacernos creer que respeta el medio ambiente, Walmart no es una empresa ecológica. Mientras los ejecutivos de Walmart convocan en la ciudad de México a una reunión cerrada, en Xalapa, Veracruz, la misma compañía pretende construir una megatienda en el predio “La Joyita” de casi 40 hectáreas de área reservada.

En los últimos meses de 2006 se hizo del conocimiento público que Walmart tenía la intención de construir un nuevo establecimiento en “La Joyita”, que se ubica en el sureste de la ciudad. Si de por sí es preocupante la idea de construir un nuevo establecimiento comercial en la ya congestionada Xalapa, lo es más hacerlo en esta zona que sufre graves atascos vehiculares por la confluencia de las avenidas Murillo Vidal y Rebramen. Construir ahí otra tienda incrementaría el tránsito y desquiciaría la vida de las familias que viven en los alrededores y de miles de personas que pasan por la zona.

Lo más grave es que “La Joyita” es una de las últimas islas de bosque y cafetal que quedan en el centro de la ciudad que, inevitablemente, desaparecería con un centro comercial. De hecho, ese predio forma parte de un corredor de zonas arboladas al que pertenecen también el parque Natura, el Museo Interactivo de Xalapa y la zona protegida de Murillo Vidal.

Es indispensable proteger todo ese corredor por ser un área de recarga de los mantos freáticos que alimentan a los lagos de las Ánimas y refugio de aves locales migratorias y porque ayudaría a mitigar la desestabilización del clima urbano y a preservar el ciclo hidrológico.

Miente, pues Walmart al autocalificarse de “ecológica”, y miente también por que ante la preocupación de millones de personas preocupadas por el calentamiento global pretende hacerse de una imagen que no le corresponde declarándose ecológica y promoviéndose como sustentable.

Pero la pregunta que nos debemos hacer es ¿puede una corporación como Walmart realmente hacerse sustentable, o todo esto es una maniobra de propaganda y relaciones públicas para mejorar su reputación y sus ganancias?

Walmart ha declarado que quiere mejorar, pero en cosas mínimas, como el consumo de energía de sus tiendas y sus vehículos. Eso está bien, pero creemos que el problema con Walmart es mucho más profundo que eso, ya que ese modelo es ecológicamente no sustentable. Lamentablemente es el modelo que se esta repitiendo con más y más compañías, sean extranjeras o nacionales como Comercial (ex)Mexicana y Soriana.

Uno de los problemas del modelo de Walmart es que por su tamaño las tiendas se construyen en la periferia de las ciudades y pueblos, lo que significa que para llegar a ellos la gente se vea obligada a usar sus autos en lugar de caminar y manejar cada vez distancias más prolongadas. El incremento en el uso de automóviles provoca la quema de una cantidad superior de hidrocarburos, gases que provocan el calentamiento global.

Al mismo tiempo la instalación de Walmart en las comunidades urbanas acaba con los negocios pequeños y medianos y por lo tanto deja sin opciones a la mayoría de la gente. Los habitantes se ven forzados a ir a estos centros porque las tiendas de la esquina y los mercados desaparecen de manera paulatina.

Por si esto fuera poco, Walmart importa los bienes que vende desde el otro lado del planeta, en lugar de comprar a productores locales. Esto no nada más es malo para los productores locales, también significa que las mercancías tienen que recorrer distancias exageradamente largas. Un botón de muestra: Walmart trae de China el ajo que comercializa en lugar de comprarlo a los campesinos de Michoacán. Y lo trae desde China porque la mano de obra semiesclava de ese país permite comprarlo a costos muy bajos.

Pero haciendo a un lado las prácticas antilaborales y de abuso con los productores que caracterizan a Walmart, se debe tener en cuenta que en el traslado del ajo de China se usan mucho más hidrocarburos que los que se usarían para moverlo desde Michoacán. Todos esos gases se quedan en la atmósfera independientemente de donde son producidos.

El movimiento nacional e internacional contra los abusos de Walmart coincide en que para ser una empresa sustentable se deben hacer muchas cosas, cambiar muchas cosas (desde los focos de las tiendas por unos que consuman menor cantidad de energía eléctrica), y no solamente elaborar discursos condescendientes con las preocupaciones ambientales vigentes y urgentes.

Además de las cuestiones ecológicas también existen áreas que afectan la calidad de vida de la gente. ¿Puede una compañía que se declara sustentable seguir manteniendo los salarios bajos y además no pagar salarios a más de 20 mil menores que trabajan como cerillos en sus tiendas, al mismo tiempo que se mantiene en la clandestinidad a los sindicatos con los que supuestamente se pactan las relaciones laborales? ¿Una empresa sustentable puede seguir pagando precios tremendamente injustos a quienes producen las mercancías que venden y también despreciar a las comunidades donde establecen sus tiendas?

La sociedad mexicana tiene que estar muy alerta ante las campañas propagandísticas de Walmart. Walmart miente, no es una empresa ecológica ni busca la sustentabilidad, sólo trata de prestigiarse en un tema que es de gran sensibilidad para la gente. Por el contrario México puede acabar como un país donde hay más estacionamientos de asfalto que mercados y reservas ecológicas.

Finalmente, nos preguntamos si tal iniciativa de esta empresa antiecológica y violatoria de los derechos humanos contará con la bendición del Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ing. Juan Rafael Elvira Quesada, quien, se anuncia, presidirá la reunión (aunque tal actividad no aparezca en la agenda pública de este servidor público). O, como correspondería, si su presencia servirá para reclamar el pleno respeto a la legislación nacional y a los convenios internacionales firmados por nuestro país.


Pues solo nos dan una razón más para seguir boicoteando a Wall Mart.


Wall Mart entiende:EL PUEBLO NO ES TONTO!!!

Etiquetas:

3 Comments:

At 11:46 a. m., Anonymous Alyson said...

Well said.

 
At 8:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

NO ES SOLO ESO DE LA SUSTENTABILIDAD,SI NO TAMBIEN LOS SUELDOS MISERABLES QUE LES PAGAN A SUS ASOCIADOS Y LAS EXIGENCIAS DE LOS ESTANDARES DE LAS TIENDAS PRECIONANDO DE MANERA EXAJERADA A LA GENTE CUBRIENDOSE CON QUE ESTA DENTRO DEL REGLAMENTO DE LA EMPRESA SIENDO ESTAS INJUSTAS PERO Y EL GOBIERNO QUE HACE

 
At 8:01 p. m., Anonymous Anónimo said...

NO ES SOLO ESO DE LA SUSTENTABILIDAD,SI NO TAMBIEN LOS SUELDOS MISERABLES QUE LES PAGAN A SUS ASOCIADOS Y LAS EXIGENCIAS DE LOS ESTANDARES DE LAS TIENDAS PRECIONANDO DE MANERA EXAJERADA A LA GENTE CUBRIENDOSE CON QUE ESTA DENTRO DEL REGLAMENTO DE LA EMPRESA SIENDO ESTAS INJUSTAS PERO Y EL GOBIERNO QUE HACE

 

Publicar un comentario

<< Home